El formato de los textos

Cómo mejoro mis textos

Hoy voy a tratar algunos tips fundamentales a la hora de escribir, que además de la ortografía son imprescindibles para ser tenidos en cuenta a la hora de hacer una presentación escrita. Hay varios factores y los voy a desmenuzar a continuación:

La importancia de la primera impresión

Como en todo, aquí también cuenta, y mucho, la primera impresión… Personalmente, si hay algo que me desalienta al empezar a leer un texto es verlo “atiborrado”, es decir, con frases largas, sin apenas signos de puntuación ni espacios entre párrafos. Un mismo contenido puede dar una impresión completamente diferente, según la forma en que esté redactado: • Si está escrito con un estilo cuidado, separando párrafos con espacios, utilizando las comas, los punto y coma… visualmente al lector le resultará agradable y de fácil lectura.
• Sin embargo, si ese mismo contenido lo escribimos “todo seguido”, lo que conseguiremos es no captar la atención del lector (algo que, imagino, no es lo que pretendes) o, cuanto menos, si se ha decidido a iniciar la lectura; es muy probable que la abandone al poco tiempo, puesto que le puede resultar tediosa, aunque en realidad no lo sea.

Uso correcto de los signos de puntuación

Para dar una estructura correcta a un texto, disponemos de varias herramientas básicas y útiles, que todos conocemos pero que lo difícil es, a veces, utilizarlas correctamente. Esas son:
El punto «.» El punto (.) es, como bien sabes, un signo de puntuación que se coloca al final de cada frase. Pueden utilizarse de varias maneras, según el sentido general del texto en el que están colocados: • Punto y seguido: lo utilizamos continuamente para separar enunciados dentro de un mismo párrafo. Como ejemplo, el que ha colocado delante de la palabra “Como” en este mismo párrafo. • Punto y aparte: sirve para separar dos párrafos dentro de un mismo texto. Visualmente hace más agradable y más fácil la lectura del texto. Para ser correctos, se debería colocar sangría en la primera línea del texto del nuevo párrafo. • Punto final: es el que se coloca siempre al final del texto, a modo de cierre. El punto también se utiliza en las abreviaturas. Ejemplo: atte., en vez de atentamente.
La coma «,» La coma (,) es el signo de puntuación que se utiliza para marcar una pausa dentro de un enunciado. Normalmente separa los componentes de una enumeración de palabras o frases, excepto que estas palabras o frases vengan precedidas de alguna de las siguientes conjunciones: y, e, o, u, ni. Ejemplo: Tengo que terminar este post, moderar los comentarios y responder. También se puede utilizar para delimitar una aclaración, dentro de un texto. Ejemplo: Julio, el hijo de un amigo, juega muy bien al fútbol, es arquero.
El punto y coma «;» El punto y coma (;) es otro signo de puntuación que se utiliza, especialmente, para unir en una sola frase dos oraciones que están relacionadas. Ejemplo: “Hoy he salido tarde del trabajo; no me dará tiempo a hacer los trámites que tengo pendientes”.
Los signos de interrogación «¿» y «?» y de exclamación «¡» y «!» Los signos de interrogación (¿?), se utilizan, como todos sabemos, para denotar una pregunta. Y los signos de exclamación (¡!) se usan para resaltar la voz. En principio, su uso es muy sencillo. Pero hay ocasiones en las que dudamos sobre cómo utilizarlos correctamente. Las dudas más frecuentes son éstas: ¿Es correcto utilizar un solo signo de interrogación o puntuación al final de una frase? Lo correcto es utilizar los dos, aunque el uso de un solo signo al final está muy extendido en ámbitos como el WhatsApp, los SMS,… y en otros idiomas, como el inglés, se usa un solo signo al final, pero en español lo correcto es utilizarlo tanto al principio como al final. Si escribo varias preguntas seguidas, ¿cómo hacerlo? Hay dos maneras de hacerlo. Una es escribirlas seguidas, sin coma o punto y coma, en cuyo caso la primera letra de cada oración ha de ir en mayúscula. (Ejemplo: “¿Qué opinas de este texto? ¿Crees que puede resultarte útil?”). Y la otra es separándolas como coma o punto y coma; en este caso, la primera letra de cada oración (excepto de la primera), iría en minúscula. Ejemplo: ¿Qué opinas de este texto?; ¿crees que puede resultarte útil? Tras una oración interrogativa o exclamativa, ¿hay que poner punto? No. Los signos de interrogación y exclamación cierran la frase. No se pone el punto detrás.
Los puntos suspensivos «…» Los puntos suspensivos (…) son un único signo de puntuación, formado por tres puntos seguidos sin espacio entre ellos. Tienen varios usos. Se colocan al final de una frase, normalmente para dejar en suspenso una acción, denotar duda… establecer una pausa. Ejemplo: excursión: pronóstico de lluvia para mañana… No sé si podré ir de paseo.
Herramientas que enfatizan ideas: negrita, cursiva y subrayado Escribir palabras o textos en negrita, con cursiva o subrayadas nos permite enfatizar ideas en un texto. Solo fijándonos en las palabras que estén destacadas de alguna de estas formas, nos podemos hacer una idea del contenido de un texto. Destacan lo importante y captan la atención del lector. Personalmente yo soy de utilizar estos recursos, pero pienso que, como todo, ha de hacerse con moderación, sin abusar. El exceso empastaría el texto y dificultaría su comprensión; utilizarlas estas herramientas para destacar lo más importante, no para desconcertar al lector destacando muchas cosas a la vez.
Mayúsculas: por qué no. ¿Quieres un consejo? ¡No lo hagas! Escribir en mayúsculas equivale a decir las cosas gritando. Y estoy creyendo que no es eso lo que pretendes, por lo tanto, utiliza otros recursos que ya hemos visto para destacar tus ideas, pero no escribas textos con mayúsculas…

Aviso legal

Los textos contenidos en el blog policialesjw.com son de libre y gratuita lectura y descarga completa.

También pueden ser copiados para su difusión sin costo, salvo que se deseen utilizar para fines comerciales de cualquier índole.

Los mismos están protegidos y registrados por Derecho de Autor de Argentina y Registro de Obras Internacional en 190 países.

En el supuesto que se desee utilizar el material difundido,  el interesado deberá solicitar la autorización del autor al e-mail:     jorjowainot@gmail.com o jorjowainot@policialesjw.com

Acerca del Blog

Acerca del Blog

Ahora describo  brevemente el  contenido de cada post publicado. Estas son las categorías que estarán disponibles           a saber:

Novelas policiales

Novela de aventuras

Cuentos Urbanos

Cuentos Policiales

Cuento  Ciencia Ficción

Cuentos Psico

 Cierto pero increíble

Recursos (tips) para escritores

De ahora en más, cada entrada indicará en forma breve el contenido que se ofrece GRATIS; pídeme la versión completa en formato PDF al siguiente e-mail: jorjowainot@gmail.com 

El blog de JW

El Blog de JW

Te preguntarás cual es el motivo de la existencia de este Blog.

                Te cuento que no fue una decisión mía. Mi nombre es J.J. Arias y soy una persona mayor, que descubrió hace 17 años, en un momento de grave crisis económica a otro tipo, mi otro yo, Jorjo Wainot.

                Este tipo se empeñó en escribir, como una terapia para seguir vivo y el camino que eligió fue la literatura de ficción y en particular la literatura policial, genero de larga trayectoria en la tradición argentina.

                Nacido y criado en la misteriosa Buenos Aires y a la sombra de famosos escritores de fama mundial, en estos 17 años Jorjo Wainot ha escrito una treintena de cuentos diversos, siete novelas del rubro policial y una de aventuras.

                 Debido a que las editoriales en la Argentina sólo juegan a ganador, publicando a los ilustres muertos y a los mediáticos televisivos, dejando de lado al resto; este tipo ha resuelto publicar por este medio, sus experiencias y sus escritos en forma de publicaciones periódicas, completamente GRATIS a quienes le interesen.

                Mientras tanto yo, J.J. Arias, practico Tai Chi Chuan, en su forma de arte marcial; realizo actividades sociales, bailo todos los sábados, tango y ritmos afines; música tropical de diferentes regiones; folclore argentino y disfruto de mi familia.

                    Desde ahora, quedas en compañía de Jorjo Wainot, en éste Blog llamado: policialesjw.com